Babasónicos

Babasónicos

Músico / cantante

En Noviembre de 1991 nace oficialmente Babasónicos. Desde entonces, la banda formada por Adrián Dárgelos, Diego Rodríguez, Mariano Roger, Diego Tuñón, Gabriel Manelli y Diego Castellano, recorrió un extenso y fructífero camino que arroja como resultado 11 discos oficiales editados, 4 no oficiales, una banda sonora para cine y un DVD.

Tras llegar a un acuerdo con Sony Music Argentina, la banda se recluye en una quinta de Ezeiza entre marzo y mayo de 1992 para preparar el álbum debut. El resultado es “Pasto”, una obra de veinte temas producido por Gustavo Cerati, que sale al mercado recibiendo críticas disímiles por la perplejidad que despertó su propuesta en el panorama rockero argentino. Con “D-Generación” como primer corte de difusión, con el agregado del demo que contenía “Tripeando”, “Indios” y “La era del amor”, “Pasto” asoma como un álbum multifacético, ecléctico; un interesante aperitivo como muestrario de la gran variedad estilística y conceptual que abraza Babasónicos, y que se advierte como principal rasgo de identidad.

Con “Pasto”, la banda construye un discurso en el cual satiriza al rock mainstream, su ideología conservadora, su concepción del estado de las cosas establecidas. Babasónicos propone en “Pasto”, un rock sin pose, desacartonado; un rock que tenga dinámica, despojado de toda demagogia.



Cuando llega el momento de grabar y editar el segundo álbum,“Trance Zomba”, Babasónicos ya contaba con una fiel masa de seguidores. El grupo había logrado hacerse de un nombre dentro del panorama rockero argentino, como uno de los estandartes de la nueva escena alternativa, y de esta manera comienza a salir del circuito under, participando en eventos de mayor convocatoria.

Al tener un año entero para la producción del sucesor de “Pasto”, la banda utiliza de otra manera el tiempo –que para producir el primer disco fue escaso- y encara el proceso previo con mayor tranquilidad y experiencia. El concepto de sonido en “Trance Zomba” es distinto: en esa época Babasóncos está muy influenciado por la música negra como el funk, la música disco y el rap. Así los Funkadelic, Sly & the family stone, o los rapeos de De la Soul y Beastie Boys, bandas cuya dinámica ejercían un fuerte impacto en los integrantes del sexteto, se convierten en referentes. La herencia negra puede advertirse especialmente en los temas más “bailables” del disco, como “Sheeba baby” y “Posesión del Tercer tipo”, o en el roller boggie de “Patinador Sagrado”.

Pero a la vez, respetando el eclecticismo innato a sus orígenes, Babasónicos incorpora riffs de guitarras distorsionadas típicas del heavy metal inglés de los ’70 (Black Sabbath, Led Zeppelín), logrando plasmar un sonido único que los convierte en una banda con un swing especial, capaz de fusionar ritmos antagónicos con un resultado sorprendente y único. El imaginario babasónico se amplía y la poesía se enriquece con el aporte de las ideas que habitan en los libros de filosofía que por esa época leen Dárgelos y compañía. Las letras de “Trance Zomba” exploran universos distantes a los cuales permite llegar la voracidad lectora de los músicos.

Para la grabación de “Trance Zomba”, editado en mayo de 1994, la banda incorpora como miembro estable a DJ Peggyn, cuyo valioso aporte enriquece sobremanera las posibilidades musicales de la banda.



Cuando llega el turno de registrar al sucesor de “Trance zomba”, la música babasónica se encuentra en plena exploración psicodélica. Lo que más excita a Babasónicos por estos años es cierta ansiedad rupturista dentro de la misma canción: cómo vulnerar la continuidad sin perder swing, manteniendo el ambiente, generando nuevas atmósferas dentro del mismo tema. Para lograr su cometido, los músicos dedican un buen tiempo en investigar las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías aplicadas a la música, las cuales permiten trabajar de una manera diferente en el estudio de grabación. Es el momento de consolidación de las herramientas digitales de audio, como Pro Tools.



Los ámbitos temáticos que Babasónicos aborda a la hora de concebir este disco se expanden por múltiples direcciones: la cultura trash cinematográfica representada por el cine descartable clase B, gore, y los spaghetti western, la ciencia ficción clásica de Philip Dick, James Ballard y Ray Bradbury, aquella que ve en el futuro una exageración del presente, además de libros de divulgación científica. Sobre estos cimientos Babasónicos construye su visión de un mundo del futuro, que no existe, pero con un anclaje en lo real que deja un manto de dudas: se está ante lo real o es todo producto de la imaginación

Con todo este bagaje en sus valijas, el grupo da a luz a “Dopádromo”, editado a principios de 1996. Grabado y mezclado por Andrew Weiss, reconocido productor musical que trabajó con Ween y Yoko Ono, y masterizado por Howie Weinberg en los estudios Masterdisk, de New York, la presentación se realizó en el estadio de Obras Sanitarias, hecho que convierte a Babasónicos en la primera banda de su generación en realizar un recital propio en el denominado “Templo del rock” de la Argentina Ver más

Suscribirse

  • Cajasiete
  • Axedra
  • Hyundai Canarias
[]