Taller de lectura: Escribir de lado: nueve escritoras y el relato de su tiempo en Madrid Taller de lectura: Escribir de lado: nueve escritoras y el relato de su tiempo en Madrid
La Buena Vida - Café del Libro
La Buena Vida - Café del Libro. Vergara, 5; 28013 Madrid. Ver mapa
por determinar por determinar

Taller de lectura: Escribir de lado: nueve escritoras y el relato de su tiempo en Madrid

Función única 02/03/2020 a las 19:30

La Buena Vida - Café del Libro

La Buena Vida - Café del Libro. Vergara, 5; 28013 Madrid. Ver mapa, ,

¿Eres fan de Taller de lectura: Escribir de lado: nueve escritoras y el relato de su tiempo en Madrid?

Descubre sus últimas noticias, fotografías y vídeos. Déjanos tu email y no te pierdas ningún detalle.



Taller de lectura: Escribir de lado: nueve escritoras y el relato de su tiempo en Madrid

Taller de lectura: Escribir de lado: nueve escritoras y el relato de su tiempo«No sabemos ya encender el fuego, no somos capaces de recitar las oraciones y no conocemos siquiera el lugar en el bosque; pero de todo esto podemos contar la historia». Y, una vez más, con eso fue suficiente.
Agamben, Giorgio. El fuego y el relato.
A lo largo de las tres sesiones del taller leeremos tres relatos de tres escritoras de nacionalidades distintas que comparten una mirada concreta. Una mirada que aparentemente no pone lo social como eje central de los cuentos, pero que amplía, desde lo cotidiano, desde el conflicto personal y las relaciones humanas, la situación de un personaje, de su comunidad o de su época. El formato de cada sesión cambiará según las escritoras y los relatos elegidos.

PRIMERA SESIÓN: LA MONSTRUOSA MIRADA DE LOS NIÑOS
SEGUNDA SESIÓN: QUÉ MALO ES EL PUEBLO
TERCERA SESIÓN: LA ESCALERA ANGLOCada sesión tiene un coste de 10€/persona.
Bono 3 sesiones: 25€
En ambos casos, los asistentes a cada sesión reciben un vale de 2€ de descuento en libros.

La cita anterior es el final de una historia que fue transmitida y modificada de unas
generaciones a otras. Con cada transmisión se perdía una parte, pero el solo hecho
de recordar que una vez hubo un rito, un sentido en el relato y en la palabra, era
suficiente para construir la historia de un tiempo.

La primera vez que la escuché fue al cuentero y dramaturgo colombiano Nicolás
Buenaventura Vidal. Su espectáculo, A Contracuento, empezaba con la historia de
una comunidad de indígenas que lograba solucionar tareas difíciles gracias a un
ritual que se transmitía a las siguientes generaciones. Poco a poco esas
comunidades se iban desintegrando y los problemas eran más de las personas, de
individuos insertados en un mundo donde el ritual ya no tenía el mismo sentido,
pero sí existía el relato. Mi cabeza visualizó a un grupo de indígenas en medio de la
selva que seguían las señales del viento en la espesura de las copas de los árboles.
El viento los llevó al río y el río los limpió. En el agua observaron directamente el
cielo y encontraron otras señales. Desde entonces serían capaces de volver a ese
lugar.

Varios años después descubrí que esa historia formaba parte de la tradición
hebrea y que el escritor Yosef Agnón la había recopilado en sus comentarios de
textos tradicionales judíos. Leí cómo los rabinos solucionaban sus problemas
recordando qué hacían sus antepasados. Mi imaginación cambió la selva
amazónica por el concreto. Pasó de Leticia a las calles de Brooklin. Allí me llamaron
la atención, cuando era pequeña, los bucles colgantes de lo que, después supe,
eran rabinos. La comunidad de judíos ortodoxos de Nueva York se movía, en mi
mente, entre los puestos de comida rápida. Cuando leí El fuego y el relato del
filósofo Giorgio Agamben apareció de nuevo la historia de aquellos que iban por el
fuego y regresaban con el relato. Agamben la utiliza para explicarnos que «el fuego
destruye y consume la página del relato»2, es decir, que mientras descubrimos lo
que se quiere contar, durante el proceso creativo, la llama sigue encendida y
después queda encerrada en una imagen o una trama, en una estructura. Pensé en
qué harían los indígenas dentro de una sinagoga y los rabinos en medio de la selva
tropical. Los primeros no pararían de moverse, de tocar la piedra, de observar la
luz del arca para interpretar señales. Los rabinos se taparían con sus chaquetas la
cabeza y antes de nada se pondrían en círculo, casi abrazados, para decir sus
oraciones. Entonces supe que el lugar sagrado era intercambiable si tenía sentido
la historia. «Y, una vez más, con eso fue suficiente».

En estos últimos años me he sumergido en la búsqueda activa de modelos de
mujeres cuentistas. No solo por el hecho de que soy mujer y escribo, sino porque
descubrí otra forma de contar la historia. No me refiero a la privada o biográfica,
hablo de la historia de su tiempo, de la sociedad en la que vivieron las escritoras.
Una mirada que en apariencia no pone lo social en el centro, pero que utiliza el
conflicto personal, las relaciones humanas o los miedos, para mostrarnos, casi al
margen, cómo se vivía en ese momento, qué pasaba alrededor de los personajes.
Este contar desde lo cotidiano, esa forma de apoyarse en lo técnico del cuento para
ampliar la situación de un personaje, de su comunidad o de su época, es la
escritura de lado.

El relato como género literario, el cuento estructurado, tiene el desafío de ser
breve, pero también de ser preciso en cada detalle; de dibujar unos personajes que
no requieren de una gran evolución para ser comprendidos y despertar empatía;
de apartarse de la anécdota sin perder la frescura de lo oral; de ser efectivo para
atrapar al lector. Escribir de lado, además, supone elegir con sutileza las piezas de
lo social para que el lector las una y descubra por sí mismo, si es lo que le interesa,
la historia de un tiempo.

La historia de un tiempo también forma parte de una tradición que se transmite.
Cada uno la recordamos de manera parcial y, por lo regular, bajo una sola
perspectiva, pero la contamos y modificamos para descubrir qué hay detrás, para
que otros la recuerden. Es parte de nuestro relato, de nuestros mitos. Por este
motivo nos seduce y, por eso, es interesante vivirla en un taller.

Durante este taller de lectura comentaremos este escribir de lado y las
perspectivas de nueve escritoras de diferentes nacionalidades. El taller se divide
en tres sesiones y en cada una he agrupado a tres escritoras que comparten una
mirada concreta. Leeremos un relato por cada una de ellas y los comentaremos. El
formato cambiará según van cambiando las escritoras y los relatos elegidos. En la
primera sesión podremos leer en voz alta los cuentos y comentarlos. Para el
segundo taller, leeremos previamente en casa y también en la librería. Cerraremos
con una tercera sesión en la que la lectura se hará solo en casa, bajo la posibilidad
del análisis en soledad, y luego nos reuniremos a poner el fuego en común y
descubrir los contextos que nos muestran.

Profesora: Daniela Hernández Gallo

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, posteriormente
me doctoré en la especialidad de Literatura Hispanoamericana por la Universidad
Complutense de Madrid. La poesía y el silencio musical en la literatura fueron mis
temas de investigación. Posteriormente incluí la danza en mi vida a través de Luz
Arcas, coreógrafa de la prestigiosa compañía La Phármaco. Ese diálogo directo del
cuerpo con el ritmo permite otra escucha, un estar más atenta a las intuiciones, a lo
que pasa en el mundo, a los movimientos y sensaciones que surgen. He colaborado
con artículos para la revista de diseño Abre el ojo y el portal para el lector
Llanuras. Hace poco he publicado mi relato “Ojos Negros” en la antología Arritmias.
Antología de relatos de amor y música de la editorial Relee. No solo trabajo en la
búsqueda de mujeres cuentistas, también lo hago en un libro propio de relatos.

El pago de la matrícula no admite devolución. El taller puede suspenderse por motivos derivados de la organización o porque el número de inscritos no permitan su celebración. En tal caso, se devolvería integramente la cantidad abonada menos los descuentos que se hubieran empleado en la compra de libros.



Información del recinto

Añade servicios

Compartir evento

Suscribirse

Patrocinadores de la plataforma TomaTicket.es

  • Libbys
  • Cajasiete
  • Axedra
  • Hyundai Canarias
[]