Iron Maiden

Iron Maiden

Músico / cantante

En 1975 en el Reino Unido no había lugar para otra cosa que no fuera el típico sonido punk. El epicentro local de la acción punk era cualquier club que tuviera características antisociales, como lo era el club conocido como Cart & Horses, ubicado en un agitado suburbio londinense llamado Leytonstone. Al igual que el movimiento punk, otro movimiento se estaba gestando en el centro del local y tres de los principales involucrados en el mismo —el bajista Steve Harris, el guitarrista Dave Murray— se contaban entre los más ardorosos defensores del revivido heavy metal. El propio Paul Dianno fue en sus inicios seguidor de la música y estética "punk".



Iron Maiden obtuvo entonces su primera presentación. Presentación marcada por privaciones de todo tipo y algunos puñetazos, pero con la suficiente fuerza como para hacerse con un nombre y una reputación. Fue así que, noche a noche, ante un público frío y descreído, la "Doncella de Hierro" logró sentar precedente para que sus actuaciones en The Cart & Horses fuesen cada vez más asiduas.



En el transcurso de los años que siguieron a sus primeras presentaciones en aquel reducto, el punk fue poco a poco cediendo territorio y el nuevo heavy metal pudo fortificarse con una suficiente cuota de credibilidad. Fue así que Steve Harris y Dave Murray lograron contactar con los dueños de los principales bares del West End londinense, cita obligada para los ejecutivos discográficos ingleses y donde las posibilidades de conseguir un contrato de grabación eran mucho mayores que en Leytonstone.



La política de los sellos estaba claramente orientada hacia el apoyo indiscriminado al punk y la new wave. Además había que sumar la reticencia de algunos propietarios a incluir bandas metálicas en las programaciones de sus locales. A fuerza de constancia y tenacidad, Iron Maiden consiguió a mediados de 1978 un contrato en el club West End por treinta libras diarias, gracias al cual la banda pudo gozar de una relativa tranquilidad económica. Steve Harris recordaba: "Siempre estuvimos seguros de que llegaría nuestra hora y, por encima de todo, de que viviríamos lo suficiente como para disfrutarlo. Hasta me atrevería a confesar que tuvimos suerte. No nos olvidemos de que Iron Maiden nació en una Inglaterra dominada ampliamente por sectores punk. En aquellos tiempos, el nuevo heavy metal se estaba gestando y compartimos muchas giras con Judas Priest, intentando de esta manera quitarle terreno al punk y sentar las bases sobre las que el metal creciese y no tuviera que ser nunca más «el bastardo de la familia»".



Primer Demo



Tras 24 horas de grabación del 30 al 31 de diciembre de 1978 el grupo grabó en los estudios Spaceward cuatro temas, Iron Maiden, Prowler, Invasion, Strange World. Los temas fueron enviados a Neal Key, un disc-jockey de renombre como cultor y difusor del metal británico, el cual, visiblemente impresionado por el sonido atronador de la agrupación, convenció a los dueños del Band Wagon Soundhouse para presentarlos en el local. La repercusión obtenida por la banda en su debut le dio la posibilidad de obtener un contrato de actuación. En retribución, Iron Maiden bautizó el demo con el nombre de The Soundhouse Tapes, tras lo cual fue prensado en forma independiente y distribuido en las disquerías de Londres. Cinco de las seis mil copias registradas se vendieron en una semana, y pese a los continuos pedidos de reposición el maxi-simple nunca fue reeditado.



Neal Key sería el productor del disco Metal For Muthas, para algunos algo así como la biblia de la NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal), conformado por las bandas más representativas de ese entonces. En este álbum Iron Maiden grabará en realidad sus dos primeras canciones para EMI Sanctuary y Wrathchild e iniciará una gira a lo largo y ancho de Gran Bretaña.



En 1979 y por mera casualidad uno de aquellos singles cayó en poder de un ex miembro de MAM Agency, Roderick Charles Smallwood, quien había estado vinculado a la agencia en calidad de promotor. Smallwood sintió la necesidad de reunirse con la banda y después de la noche del encuentro se convirtió en el representante de Iron Maiden. Smallwood logró contratar rápidamente una cantidad importantísima de conciertos en los lugares más variados del territorio inglés a fin de atraer la atención de la prensa y del público.



El nacimiento de Eddie



Mientras Iron Maiden afirmaba su popularidad y aceptación ante el mundo metalero, se fue delineando cuidadosamente un espectáculo acorde a la magnitud de sus aspiraciones. Y así llegó Eddie, de la mano de Dave "Lights" Beasley, la mascota rediseñada luego por Derek Riggs, que fue ganándose un lugar tan especial como importante en la historia del grupo. Eddie se convirtió en el sexto y tal vez más popular integrante de Iron Maiden.



Los bosquejos iniciales de Eddie merecieron la aprobación de todos los integrantes del grupo, tras lo que Beasley se entregó con absoluta dedicación al perfeccionamiento de ese personaje. En febrero de 1980 y a sólo un mes del pedido original, la versión final de la mascota quedó terminada, y la imagen de Eddie comenzó a recorrer el mundo.



El personaje fue siendo objeto de numerosos y continuos retoques, y si bien es cierto que Dave Beasley debe ser considerado como su padre natural, no menos cierto es que Derek Riggs fue quien supo transformarla en el inquietante símbolo con el que se conoce a Iron Maiden.



Riggs tomó como punto de partida los rasgos básicos de Eddie y trabajó sobre ellos, ofreciendo en cada uno de los posteriores álbumes de Iron Maiden a un Eddie constantemente renovado y a tono con las diferentes etapas musicales del grupo.



Debido a la presión a la que fue sometido Riggs, no quiso realizar más portadas de Eddie para Iron Maiden, aunque sí creó una versión femenina de Eddie para el disco del grupo tributo compuesto por chicas The Iron Maidens. Melvyn Grant quien ya realizara la portada de Fear of the Dark, fue el elegido para realizar la portada del disco en directo Death on the road



Primeros lanzamientos



Smallwood logró que Brian Shepherd, presidente del sello EMI, presenciara un show de la banda en el Marquee, y una semana más tarde Iron Maiden firmaba contrato con la discográfica.



El 8 de febrero de 1980, Paul Di'Anno en canto, Steve Harris en bajo y coros, Dave Murray en guitarra, Clive Burr (proveniente de la banda Samson) en batería y Dennis Stratton en guitarra celebraron la edición del primer simple "oficial" y, a los pocos días, Running Free escalaba rápidamente los rankings británicos hasta posiciones en el puesto cuarenta y cuatro.



Luego de Running Free, la prensa británica fue evidenciando un paulatino giro en su actitud hacia el grupo.



Cambios fundamentales



Entonces lanzaron su primer álbum Iron Maiden (11 de abril de 1980). Para muchos fans es un disco genial, lleno de clásicos como Prowler, Sanctuary, y Phantom Of The Opera. Sin embargo la banda no quedó conforme, pues consideraron que el productor Will Malone no trabajó lo suficiente en el sonido. El disco tiene un sonido crudo y la rudeza de la voz de Paul. Luego del primer álbum el guitarrista Dennis Stratton, que ingresara en la séptima alineación del grupo, fue expulsado de la banda debido a diferencias musicales. En su reemplazo entró Adrian Smith, el cual era amigo personal de Dave Murray, y que anteriormente había rechazado unirse ya que su banda Urchin estaba teniendo éxito.Adrian es un guitarrista que posteriormente demostró capacidad como compositor y que aportó mucho a la banda en los años posteriores.



Luego vino el álbum Killers (2 de febrero de 1981). El productor fue Martin Birch, que había trabajado con grupos como Deep Purple, por ejemplo. Al escuchar el material del grupo, Birch le preguntó a Steve Harris por qué no lo habían llamado para el primer disco. La respuesta fue "Pensamos que una banda nueva no te iba a interesar" [1]. Comparado con el primer disco, Killers es mucho más logrado en lo que es el sonido, pero menos elaborado en la parte musical, más rockero que progresivo, por decirlo de alguna manera. La voz de Paul, llena de pasión y de agresividad, queda muy bien plasmada en temas como Wrathchild o Killers. Paul no poseía una gran capacidad vocal ni registros muy altos, no era el típico vocalista de heavy metal que gritaba hasta llegar a las notas más altas posibles, pero su estilo "punk" y su manera de cantar despreocupada y agresiva producía un contraste distintivo con la elaborada música compuesta por Harris Ver más

Comentarios y valoraciones de Iron Maiden

Iron Maiden
9.50 /10 en 1 valoraciones
  • 10 /10

    10 10
    el

    Lo mejor:
    la humildad del malageño!

    Lo peor:
    lo que tardo en salir

  • 1
Suscribirse

Patrocinadores de la plataforma TomaTicket.es

  • Libbys
  • Cajasiete
  • Axedra
  • Hyundai Canarias
[]